Aquí el registro y el discurso

Graduación IV° "C"

14 de Diciembre de 2020

Aquí les dejamos un registro fotográfico de la graduación del IV° "C", el enlace de descarga de las fotos individuales y el discurso del alumno Agustín Ossa.

Buenas noches, Consejo de Dirección, profesores, papás, mamás y queridos compañeros. 

Qué increíble que haya tanto que decir de todas las vivencias que el colegio nos dio. De todos esos buenos momentos, esos amigos, esas inolvidables experiencias que seguramente nos determinan y nos marcan en el día a día … es tanto lo que este colegio nos ha dado que corresponde agradecer … nos corresponde agradecerle  por haber unido a una comunidad que trasciende mucho más allá del ámbito escolar, este curso es ahora una comunidad de verdaderos amigos. 

Como grupo tenemos anécdotas, experiencias e incluso costumbres que no se nos van a olvidar nunca. Los Yan Yan en séptimo, la carrera a muerte a la cancha sintética, los just dance y la liga de curso. Todo esto que nombré me demuestra que sin duda alguna somos un curso muy unido y que, a pesar de que pasen los años, estoy seguro que esa condición no cambiará. 

Este año fue muy complejo para todos. La pandemia nos obligó a hacernos una introspección y a apreciar el verdadero valor de los pequeños detalles que son esenciales en el día a día, la libertad, el saludo de un amigo, la talla espontánea que alguien se tira en clases. Nos dimos cuenta que un día sin una sonrisa es un día perdido. Pero a pesar de todos los problemas que tuvimos fuimos capaces de darle un giro a la situación y miramos el vaso medio lleno. Le dijimos que no al coronavirus y seguimos en contacto a pesar de la lejanía. Le demostramos a todos que en este colegio estuvimos presentes estando ausentes. Le dimos vida a la sala de clases y al colegio dentro de nuestras casas, la llenamos de estudio, simpatía y risas. Se preguntarán por qué … yo digo que es porque así somos: gente alegre y optimista, porque cuando hay unión y amistad somos capaces de dar vuelta hasta las peores situaciones.

A raíz de esto nos preguntamos ¿Qué es lo que hace que un colegio sea un colegio? Nos dimos cuenta que no era un simple edificio, sino que una comunidad que le da vida al lugar, gente que está, gente que asiste, con todo lo que eso conlleva: conversaciones en los pasillos, las castigadas risas en la sala de clases, el deporte olímpico tabancureño de reclamar notas, el saludo al auxiliar que se la juega por nosotros y muchas otras cosas que nos hicieron falta este año y que sin duda echaremos de menos luego de nuestra salida.

Escucho en muchas partes, y entre varios de los presentes “este año 2020 no sirvió de nada, ojalá se me olvide” … Afirmar esto es un error gigantesco, este año sirvió muchísimo. Le volvimos a dar valor a las cosas que verdaderamente importan, ahora que los carretes son chicos podemos apreciar que el verdadero valor radica en la gente que asiste y no en el número. Descubrimos nuevas formas de ayudar. Pudimos apreciar el valor de tener buenos amigos y gente que nos apoya. Así que les digo: este año sí sirvió … sirvió para conocernos mejor, conocer al otro, sirvió para dejar las superficialidades de lado, incluso para estudiar más la Prueba de Transición, pero lo más importante es que todos aprendimos a ayudar, a estar ahí por el prójimo, a darle una mano al que más lo necesita. 

Otro aspecto importantísimo de este año es que nos dejó más claro que nunca el espíritu del colegio; el espíritu tabancureño, pero ¿Qué es eso? ¿Qué es ser un tabancureño? Es mucho más que ser un miembro de este colegio, mucho más … es una forma de ser, una actitud y disposición frente a la vida que es característica de nosotros, es nuestro sello, es nuestra huella. Ustedes papás y mamás, ustedes profesores, ustedes auxiliares, que “aperraron”, que se la jugaron por nosotros ese icónico 4 de octubre cuando volvimos a clases y fuimos un ejemplo para Chile, cuando fuimos la punta de la lanza que recuperaría las clases presenciales en el país, el colegio fue capaz de hacerle frente a los problemas, tomar los riegos y jugársela por nosotros. Esa actitud que sin importar cómo estén las cosas, con esfuerzo y dedicación vamos a salir adelante, este sello, el ser tabancureño, quedó demostrado con la vuelta a clases, quisimos hacerlo y lo hicimos, rechazamos a los que no querían que volviéramos y contra todo pronóstico estamos acá, en una graduación en el Colegio Tabancura … Eso es ser tabancureño, “aperrar”, santificarse mediante el trabajo, con valor, esfuerzo y dedicación, haciendo que todo valga la pena. Es por eso que agradecemos profundamente esa enseñanza de vida, esa forma de mirar los problemas y resolverlos a nuestra manera, damos gracias por este privilegio de tener una educación de excelencia. 

Es por eso que tenemos el deber como cuartos medios de jugárnosla y salir adelante. Se vienen una serie de cambios en Chile y es nuestro deber involucrarnos, darle nuestra perspectiva, mente y corazón a estos cambios, siempre teniendo como foco de atención el prójimo y el trabajo bien hecho. Queridos compañeros, nos toca devolver la mano; nos toca poner en práctica todas las enseñanzas, todo lo aprendido, en miras de un futuro mejor. Toca involucrarnos, toca hacer nuestra sociedad un lugar mejor, es nuestro deber jugárnosla por el del lado, por el de adelante y por el país…

Ahora que hay que despedirse del colegio, todos sabemos que no es un adiós definitivo, sabemos que sin duda seguiremos en contacto tanto con el colegio como con el curso, porque estos 14 años no sólo fueron una enseñanza sino que fueron una experiencia y toda una vida. Lo único que queda por hacer es agradecerle al colegio, a los profesores que nos acompañaron y a ustedes papás y mamás por hacer posible este sueño de ser tabancureño.

Muchas gracias.

Agustín Ossa

VER FOTOS INDIVIDUALES DEL IV° "C" ¡HAZ CLICK AQUÍ!