Aquí el registro y el discurso

Graduación IV° "B"

14 de Diciembre de 2020

Aquí les dejamos un registro fotográfico de la graduación del IV° "B", el enlace de descarga de las fotos individuales y el discurso del alumno Matías Wilke

Estimado Sr. Director, don Santiago Baraona, estimados miembros del consejo de Dirección, estimados profesores, sacerdotes, auxiliares, papás, y queridos compañeros.

Para iniciar quiero dar un especial agradecimiento a todos quienes hicieron posible esta graduación, sabemos que ha requerido un esfuerzo especial de parte del colegio.

También, un reconocimiento para el colegio y la organización desplegada para lograr un retorno a clases presenciales de manera segura, dándonos la posibilidad de darle el mejor cierre, dentro de lo posible, a nuestro último año.

Estos son nuestros últimos días como alumnos del Colegio Tabancura y como todo momento en que uno termina una etapa importante de la vida y empieza otra es una instancia tanto para mirar hacia atrás, a todo lo que ha sido para nosotros nuestro paso por el Colegio, para agradecer todo lo que hemos recibido. Y, por supuesto es una instancia para mirar hacia adelante, a lo que nos deberemos enfrentar.

Al partir debemos recordar por qué vinimos y a qué vinimos, precisamente a este Colegio, a nuestro querido Tabancura.

Nuestros padres nos matricularon en el Tabancura con el propósito de educarnos pero también para formarnos como personas y para hacer crecer en nosotros las virtudes que nos conducen a una vida buena.

Tanto nuestros padres como nuestros profesores nos han ayudado a valorar lo que significa el trabajo bien hecho a diario, reflejado en la sala de clases, en actividades culturales como; torneos de debate y conciertos de coro, y en el ámbito deportivo destacando en cada una de las ramas del colegio, también nos han ayudado a estar al servicio de los demás, sabiendo que la vida no se tiene para sí mismo, si no para entregarla a los otros. En este punto destacar todas las visitas a La Fundación Las Rosas y El Tañi, trabajos de invierno y verano, instancias que nos enriquecieron mucho. Y por último, hemos ido aprendiendo la importancia de tener una buena convivencia, cosa que el curso ,sin duda, logró, teniendo memorables recuerdos en las pichangas del recreo, el viaje de estudios, interescolares, días del colegio, semanas del 18, y paseos de curso.

En 5to básico se formó nuestro curso, producto de que en ese nivel nos revuelven. Durante estos 7 años juntos hay un montón de cosas que hemos vivido y cada una de ellas dejará su huella en el IVºB.

El colegio es como un herrero forjando una espada que se somete a fuego directo, se martillea, se mete al agua, y al final con precisión se afinan los últimos detalles y se decora, eso es justamente a lo que uno viene al colegio, entramos como un pedazo de fierro y nos han ido forjando para estar bien encaminados.

El curso se caracterizó por practicar una serie de virtudes, especialmente el compañerismo. Cuando alguien necesitaba ayuda para alguna materia, y lo digo por experiencia personal, siempre habían compañeros dispuestos a explicar sea cual sea el tema. Y además un constante afán por dejar en lo más alto el orgullo del curso. De manera más reciente, durante este año, asistiendo al colegio desde la casa por zoom, se debe destacar que en las reuniones de curso, las “asambleas”, siempre había una notable asistencia, participación e interés por mantenerse al tanto de las cosas que nos incumbían. 

Otra virtud distintiva propia de nuestro curso es la alegría. Los chistes internos son incontables, y son justamente de esos de los cuales nos vamos a acordar para siempre.

Aunque hemos tenido un año inusual y nos ha tocado dar el salto a  nuestra próxima etapa en un momento de incertidumbre se debe tener fortaleza y fe. La educación que hemos recibido y las virtudes y hábitos forjados nos han ido preparando para esto. 

El escritor Clive Staples Lewis dijo una vez; “Las dificultades a menudo preparan a gente común para un destino extraordinario”. Estamos en pandemia, tenemos incertidumbre y una prueba de transición que rendir. Hay que fortalecerse, aprender de cada experiencia y seguir adelante.

 Son tiempos difíciles, pero no insuperables. Estos tres barcos que nos representan deben ir seguros en su andar. Especialmente ahora debemos conservar lo que a uno lo define. Santo Tomas de Aquino dijo; “Si el objetivo más alto de un capitán fuera preservar su barco, lo mantendría en el puerto por siempre”. Cada uno de nosotros es un barco que debe navegar con aguas mansas y turbulentas, deberá enfrentar los desafíos que se le presenten por delante, seguir esforzándonos en mejorar, seguir educándonos, y seguir fortaleciendo nuestras virtudes, nuestros valores y principios como acá se nos ha enseñado.

Quisiera en nombre del curso dar las gracias a todos nuestros profesores de cada asignatura, desde primero básico, especialmente a nuestros profesores jefes; quienes tuvieron que cumplir la ardua labor de estar a cargo del IVºB, a los sacerdotes preocupados de nuestra formación espiritual y a los auxiliares, quienes tuvieron siempre nuestro lugar de trabajo en perfectas condiciones.

Quiero también darle un agradecimiento a don Miguel Zbinden, profesor jefe a de nuestro curso durante este año, siempre estuvo atento a cómo estábamos, escuchó cualquier problema existente con el colegio online, se notó el esfuerzo a la hora de hacer tutorías y asambleas virtuales, su preocupación por el curso y su vocación como profesor.

Al irnos hay que recordar siempre por qué y  para qué vinimos, y en este nuevo comienzo que se nos está dando mantenernos como ese barco que navega siendo ejemplo de coherencia de vida.

Morsas del IVºB; estoy seguro de que sea cual sea el camino vamos a enfrentar esta nueva etapa, con serenidad para aceptar las cosas que no se pueden cambiar, con valor para cambiar lo que si se puede y con sabiduría para poder reconocer la diferencia.

Como dice San Agustín; “Reza como si todo dependiera de Dios y trabaja como si todo dependiera de ti” y como dice nuestro himno el horizonte nos llama, vale la pena viajar avanzando cada día con optimismo y veracidad, del Tabancura nos vamos cargados de ideales rumbo a nuestro puerto final.

Vale la pena…

Muchas gracias.

Matías Wilke

VER FOTOS INDIVIDUALES DEL IV° "B" ¡HAZ CLICK AQUÍ!