Aquí sus respuestas

El lado "B" del profesor Daniel Muñoz: "Me gustaría que me recuerden como una persona honesta y apasionada"

22 de Noviembre de 2019

El profesor Daniel Muñoz también se sometió a este distinto cuestionario de preguntas con las cuales podríamos conocerlo un poco más, nos relató el por qué de su gran admiración por la naturaleza, como de no ser profesor habría sido agrónomo, su sueño por conocer África, su favoritismo a la Universidad de Chile y a los zapallos italianos ¡Aquí su perfil!

¿Cómo nació tu vocación de profesor y qué es lo que más te enriquece de ejercerla?

Yo pienso que mi vocación de profesor empezó a gestarse desde muy pequeño, nació en primer lugar como gran curiosidad por la naturaleza, intentaba averiguar muchas cosas cuando íbamos al campo de mi abuelo en Cauquenes o también cuando salíamos al cajón del Maipo, tampoco me perdía ningún programa de televisión que hablara de cualquier tema relacionado con la naturaleza, luego cuando crecí, se fue haciendo más notorio.  Cuando salíamos a la cordillera con amigos, me dedicaba a explicar todo aquello que conocía, de ésta manera nació la necesidad de traspasar a los demás todo aquello que había aprendido.

¿Si no hubieras sido docente a qué te hubieras dedicado?

Probablemente si no hubiese sido docente, me habría dedicado a la agronomía o la biología marina.

¿Qué es lo que más destacas de los alumnos del Colegio?

En general los alumnos del colegio vienen con un gran capital cultural, por esta razón muchas veces se pueden llevar a cabo conversaciones profundas, especialmente con los alumnos de enseñanza media, por otro lado, también en ellos podemos encontrar un impulso genuino por ser mejores personas.

¿Cuál es tu equipo de fútbol favorito?

Por supuesto que la Universidad de Chile, el último campeón internacional invicto.

¿Cómo se ve en 30 años más?

Me veo viviendo en una parcelita en el sur de Chile, dedicado a mi invernadero y animales, con tiempo para salir a pescar y caminar y recorrer hasta los lugares más escondidos.

¿A qué parte del mundo te gustaría viajar?

Mi sueño siempre ha sido conocer África, recorriendo tanto la selva del Congo como los valles del África sub sahariana.

¿Qué plato de comida te recuerda tu infancia?

Los zapallos italianos rellenos con arroz y carne, era un plato muy común en mi casa, y es una receta que ha pasado desde mi bisabuela y se mantiene todavía en la familia.

¿Cómo te gustaría que te recuerden tus alumnos?

Me gustaría que me recuerden como una persona honesta y apasionada por lo que hace. 

¿Qué significa para ti trabajar en el Colegio Tabancura?

En primer lugar la oportunidad de llegar a un lugar en donde están todas las condiciones para procurar hacer un muy buen trabajo, por otro lado el tener la posibilidad de contribuir con la formación de muchas personas, además de encontrar un equipo de profesores muy profesional y comprometido con su trabajo.

¿Qué compañero de trabajo ha sido un amigo y del cual aprendiste cuándo llegaste?  

Cuando llegué me encontré con quien fue mi profesor jefe en Tercero y Cuarto Medio en el colegio Salesianos Alameda, Patricio Quintana. Él ha sido mi principal amigo y guía, lo conozco hace muchos años. Aprovecho además de agradecerle por todos sus consejos, ya que jubiló este año y el próximo año comenzará a disfrutar de su tan merecido descanso luego de dedicar toda su vida a formar muchas generaciones. También a Gustavo Mery, Mario Fernández, Roberto Riquelme y Ricardo Labarca, con quienes logramos armar un gran equipo de trabajo y de los cuáles también tomé muchas ideas.