El alumno Juan Ignacio Mena nos relató su experiencia

Conoce la misión solidaria que realizan alumnos del Colegio con inmigrantes haitianos en Quilicura

28 de Septiembre de 2018

¿De qué se trata lo que hacen en Quilicura? 

Nuestra jornada comienza a las 10:00, ahí un bus pasa por nosotros en el colegio y nos lleva a Quilicura. Cuando llegamos a la Escuela Mercedes Fontecilla de Carrera nos esperan los niños, de origen haitiano, listos para trabajar, los profesores de la escuela nos pasan guías para los niños divididas por sus edades. Nosotros les ayudamos en resolverlas en español reforzándoles o incluso enseñándoles el idioma. Luego compartimos una colación y terminamos con actividades en las que los hacemos participar hablando en castellano, de esta manera aprenden de una manera entretenida.

¿En qué aporta a los alumnos del Colegio? 

Nos da una percepción de la realidad sobre la dificultad de integración para los inmigrantes de Haití. 

¿Por qué es tan importante que se realice este trabajo en Quilicura? 

Debido a que ellos nos pidieron ayuda, ya que Quilicura es la comuna de Santiago con mayor porcentaje de inmigrantes haitianos.

"En este proyecto vives en carne propia lo que es ver "Rostros"

¿Cómo se lo toman los receptores de la ayuda?

Los niños se lo toman muy bien y colaboran, ya que lo necesitan. El director de la escuela nos ha agradecido numeradas veces por nuestro servicio.


          
¿Cuál es el master plan del proyecto? 

Tenemos pensado hacer una obra de teatro, en la cual los niños aprenderían a hablar y leer el español. Además estamos considerando quitar algunas palabras del guión y hacer una pequeña actividad para que ellos lo completen y aprendan a escribir también. 

"Nos da una percepción de la realidad sobre la dificultad de integración para los inmigrantes de Haití" 

¿Qué mensaje le darías a quienes no conocen este proyecto? 

En este proyecto vives en carne propia lo que es ver "Rostros", que es uno de los propósitos del colegio, realmente estas con los que necesitan de tu ayuda. Ir de manera voluntaria es una experiencia muy enriquecedora ya que después de sacrificar algunos sábados te encariñas con el proyecto y su gente y comienzas a ir con más frecuencia; si puedes y quieres inténtalo. }

¡Felicitamos a Juan Ignacio y a todos los que hacen realidad este importante proyecto!